Facebook Twitter Google +1     Admin

Arboles muertos y mucha tinta

Literatura basura, comics extraños, fotonovelas deformes... La cultura popular que pocos miran, regurgitada aquí

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2013.

Argentina zombie. Historia oculta de la patria

20131004195421-argentina-zombie.jpg

Autor: Luciano Saracino

Colección: Reservoir Books

Edita: Random House Mondadori , Buenos Aires, 2013-10-04

 

En términos de marketing , yo soy el target de este libro

¿Me gusta la historia argentina? Sí, muchísimo, especialmente sus episodios más oscuros y bizarros (y los hay por kilo).

¿El subgénero conspirativo, ese que indcia que “todo lo que sabías en realidad no es asi”? Indudablemente

¿Los zombies? Sí.

¿Luciano Saracino? Me parece uno de los guionistas más interesantes que Argentina ha dado en los último años, tanto en la historieta otros medios.

O sea, a todas luces este libro debería encantarme.

Y sin embargo…

Aclaremos de entrada que no es un mal libro. La cantidad de ideas que se le ocurren a Saracino con el tema son apabullantes. Algunas son más o menos esperables (la epidemia de fiebre amarilla que en realidad es un ataque masivo de muertos vivientes) mientras que otros son de una brillantez que se merecen el aplauso (la explicación de las estrofas que no se cantan del Himno Nacional y que se relacionan con los brotes zombies). Saracino demuestra un gran conocimiento de la historia argentina, sacando a relucir no solo elementos conocidos sino historias que muchas veces no son conocida pro el público común. Y escribe bien, ágil, entretenido. Y las ilustraciones de Daniel Eduardo Mendoza son un gran complemento.

Pero…

Pero 1: Hay grandes ideas. El libro está lleno de ellas… pero da la sensación muchas veces que son argumentos a la espera de un desarrollo, cuentos por nacer.

Pero 2: La limitación que TODOS los episodios sobrenaturales sean básicamente zombies atacando termina cansando por lo monótono. Eso es un drama del subgénero. Como dije en otra reseña, el drama de los zombies es que son un recurso tan limitado como las pirañas: atacan y comen. Nada más. Y eso afecta al resultado final. Esas mismas historias aplicando otros giros sobrenaturales hubieran sido mucho mas interesantes, al menos en algunos casos.

Pero 3: ¿Después de la ley Saenz Peña no hay más zombies? El siglo XX argentino tiene momentos tan convertibles en historias zombificadas como el resto de la historia argenta. Aunque puede ser una más que entendible decisión de Saracino o de su editor  por su seguridad personal y/o economica. Digo, andá a joder con peronismo, radicalismo, dictadura, represión,etc y zombies. Tenés bastantes números de comerte un juicio por parte de esos sacrosantos defensores de la patria. Si por un chiste boludo se comió Gustavo Sala un quilombo enorme, andá a hacer algo con zombies y desaparecidos si sos guapo.

Y esto no es un pero porque es parte básica de la obra y sino no tendría sentido, pero sin un conocimiento sólido de la historia argentina, este libro no puede disfrutarse.

En balance, el libro me gustó pero me queda la sensación que podía haber dado más. Un remolino de grandes ideas que necesitarían expandirse como relatos.

04/10/2013 15:54 roberto #. Libros de C-f & Fantasía No hay comentarios. Comentar.

El desquite de Sandokan

20131015181731-desquite-sandokan.jpg

Título original: Sandokan alla riscossa (1907)

Autor: Emilio Salgari

Colección: Lo mejor de Emilio Salgari nº 7

Edita: Nauta, 1972

 

Tardé 30 años en leer este libro, continuación de La conquista de un imperio, con lo que les puedo asegurar, lo disfruté como un loco. Así que tengan esto en mente a la hora de leer esta reseña: ya estoy a favor de la novela, no importa lo mala que pueda ser.

Al final de la novela anterior, nos encontrábamos con Sandokan prometiendo volver al sultanato de Kini Ballu, lugar donde su familia había reinado hasta que un golpe palaciego había derrocado y exterminado a todos, excepto al futuro Tigre de la Malasia. Esta novela comienza con el arribo de la expedición del Tigre y sus amigos, listos para marchar entre la jungla y arrojar a los usurpadores. Peor hay un factor que cambia el juego: Teotokris, el griego que había sido la principal oposición para que Yañez y Surama consiguieran el trono de Assam, escapa de la captura en que se hallaba a manos de los Tigres y consigue revelarle el peligro al sultán. Por eso, la sorpresa falla y nuestros héroes deberán enfrentar una complicadísima marcha por la selva, asediados por los dayakos leales al sultán antes de poder conquistar Kini Ballu.

Si bien la novela es básicamente una larga marcha por la selva, esa novela recuperau n poco algo que se venía perdiendo en las novelas antihéroes, a saber el protagonismo de Sandokan, reducido a figurón que aparece en el último momento, mientras que la parte del león de la historia la llevaba Yañez. Aquí Sandokan es uno más del grupo que arriesga en todo momento su vida para triunfar finalmente. Y eso es bueno porque conseguimos una variedad de personalidades (también pesan mucho Termal Naik y Kammamuri en la historia) que emparejan al flemático portugués. Y Salgari se entusiasma con la camaradería entre ellos, todos piratas veteranos (incluso reflejando con nostalgia el paso de la edad para todos ellos), convirtiendo la novela en una historia casi colectiva.

Otra cosa deliciosa es descubrir mas detalles del pasado de Sandokan, ya que aquí explica mas profusamente cómo llegó un príncipe indio a ser un pirata. El pasado difuso, apenas nombrado en novelas anteriores, se convierte en datos tangibles. Y ayuda a darle personalidad al Tigre.

Y personalmente Teotokris es el villano más redondo de toda la saga, más incluso que Sudoyhana. Porque el griego es astuto, con redaños y se le nota la cintura política. Es una lástima que esta sea su última novela, donde se lo sacan de encima demasiado rapidamente. De hecho si esta novela tiene una crítica es justamente la velocidad para resolverla. Tras una construcción larguísima, el conflicto final se resuelve en unas pocas páginas, como si Salgari se hubiera quedado sin páginas para contarlo, lo que convierte el final en anticlimático.

Más allá de eso diría que esta es una del as novelas más interesantes y donde Salgari está poniendo entusiasmo. Valió la pena esperar tres décadas para leerla.

15/10/2013 14:17 roberto #. Especial Salgari No hay comentarios. Comentar.


La reconquista de Mompracem

20131024193303-reconquista.jpg

Título original: La riconquista del Mompracem (1908)

Autor. Emilio Salgari

Serie: Los piratas de la Malasia nº 8

Colección: Lo mejor de Emilio Salgari nº 19

Edita: Nauta, 1972

 

Finalmente, tras años de exilio, Sandokan y los viejos Tigres de la Malasia se disponen a recuperar SU isla, Mompracem, de las manos del sultán de Varauni, que la recibiera después de que la alianza entre varias potencias coloniales corrieran a los piratas , allá por el libro Sandokán.

El problema es que, sencillamente, el plan no se sostiene de ninguna manera. Todo depende que Yañez se haga pasar DE NUEVO por OTRO DIPLOMATICO BRITANICO mientras mina secretamente las bases del gobernante de turno mientras le profesa frases de la mayor amistad y se mantiene con un aplomo y sangre fría impecable ante cualquier acusación en su contra. DE NUEVO.

No sé ustedes, pero si yo fuera sultán en esa zona del mundo dentro del universo salgariano, no dejaría acercar a ningún embajador o cónsul británico a menos que lo rodee con veinte guardias ne marca personal. Porque es casi seguro que será Yañez de Gomera.

En este caso, amén de repetitivo, que el secreto se mantenga es casi implausible. Tras secuestrar el barco donde iba el cónsul británico, los marineros LLEGAN A LA CIUDAD DEL SULTAN mientras Yañez mantiene la farsa y queda clarísimo que, cuando menos, el “cónsul” anda en algo muy turbio. Que no lo detengan en dos segundos es directamente o sinónimo que le sultán es un oligofrénico o que Salgari quiere que las cosas se resuelvan  porque... bueno porque son los buenos.

Y Sandokan vuelve a ser el convidado de piedra de su historia, apareciendo al final casi como para justificar el nombre. Se nota que, a esa altura, Salgari seguía exprimiendo la vaca de su personaje exitoso, pese a que realmente ya no le interesaba mucho.

Eso sí, la escena final, tras recuperar la isla, con los dos amigos ex piratas ya veteranos recordando su pasado es memorable. Si la serie terminaba en esa escena, yo me daba por satisfecho.

Y el personaje de Lucy van Harter, la pasajera holandesa que ayuda a Yañez en la historia, es maravilloso y merecía que tuviera más espacio que el que consigue en ese libro.

O sea, en síntesis, vale la pena por ver a Mompracem recuperada. Pero definitivamente es el peor libro de la serie de Sandokán que me ha tocado leer hasta ahora.

24/10/2013 15:33 roberto #. Especial Salgari No hay comentarios. Comentar.




Temas

Archivos

Enlaces

 

 
Octubre 2013 | Arboles muertos y mucha tinta

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris